martes, 19 de enero de 2021

El Miedo Escénico la gran barrera en la comunicación

 

¿Sientes qué cuando tienes que hacer una presentación o exposición a un público o grupo te bloqueas? ¿Tienes tensión muscular, sudoración abundante, temblores, rubor facial? Es evidente que el “Miedo Escénico” está pudiendo contigo.

El miedo a Hablar en Público es la fobia más grande en el mundo Occidental, incluso más que el miedo a volar o a enfermedades. Hablar en público es una competencia que se aprende a lo largo de la vida y que se puede mejorar con la práctica.

Al igual que cualquier otra persona, son muchos los famosos que sufren o han sufrido el miedo escénico durante su carrera, un ejemplo es “Steve Jobs” hoy en día es un gran orador sin embargo ha admitido que en muchos momentos sentía nauseas antes de hablar en público.

También está en este grupo “Harrison Ford”, parece difícil imaginar que “Indiana Jones” sienta este pánico cada vez que tiene que asistir a la entrega de algún premio a lo largo de su carrera.

“Adele”, una de las mejores cantantes del panorama actual, en alguna ocasión no ha asistido a los Grammy a consecuencia de esto, y para actuar en los Óscar se sometió a hipnosis. Hoy en día lo tiene superado.

“Pastora Soler”, el miedo escénico, la hizo quedarse en blando en un concierto, actualmente lo tiene superado con ayuda profesional.

“Julia Roberts”, una de las actrices más cotizadas de Hollywood, lo pasaba muy mal, lo superó también con ayuda profesional.

El Miedo Escénico supone una limitación en las relaciones sociales. Muchos estudiantes ven como les afecta en sus estudios ya que deben realizar presentaciones que intentan evitar.

En el mundo laboral, hay muchas personas que rechazan puestos laborales en los que tengan que realizar exposiciones públicas, esto a la larga conlleva sentimientos de incapacidad y falta de autoestima.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones y este miedo te limita en tus relaciones sociales o laborales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, esto no es un obstáculo insuperable, podemos modificar nuestra actitud ante estas situaciones que nos generan ansiedad.

“El mayor obstáculo es lo que se interpone entre tú y tus miedos”

                     


 




                                        



jueves, 14 de enero de 2021

lunes, 28 de diciembre de 2020

El Secreto de las Personas Resilientes.

     Ahora que nos habíamos aprendido todas las respuestas, nos cambian todas las preguntas (M.Benedetti).

    ¡Seguro qué esto te suena! 

    Me llamo Luis y te voy a contar brevemente una historia personal para que entiendas que lo que voy a compartir contigo funciona de verdad, ya que ha funcionado y sigue funcionando en mi vida.

    Durante 24 años ejercí el trabajo de mis sueños con excelentes resultados en una multinacional española, hasta que hace ocho años una enfermedad llamada "Esclerosis Múltiple", se instaló en mi cambiándolo todo. 

    Los cuatro primeros años de esta enfermedad, fueron interminables, estaba en modo víctima. me había convertido en una queja constante, la frase que mas se repetía en mi cabeza era ¡Qué mala suerte he tenido! ¿Por qué me ha tenido que pasar esto a mi? Esta actitud no solucionaba nada, ya que además de problemas físicos, psicológicamente estaba bloqueado.

    Un día leyendo un libro de auto-ayuda (no recuerdo cual de todos) hablaba de una herramienta extraordinaria, aceptación, mágica herramienta, por que cuando entendí a que se refería el autor, mi vida experimentó un cambio muy positivo.

    Cuando hablo de "aceptación" no estoy hablando de "resignación", no digo que aceptes pulpo como animal de compañía, me refiere a ser capaz de vivir intensamente y plenamente lo que te ha tocado vivir.

    Cuando sucede un cambio brusco en la vida y ese cambio es desequilibrante, la pregunta que te debes plantear es: 

    ¿Qué puedo hacer, que dependa de mi, para cambiar esta nueva situación? 

    Una vez identificado que es eso que puedes hacer para cambiar esa situación, ponte inmediatamente en acción para que se encienda cuanto antes la llama de la motivación.

    Si no puedes hacer nada entonces debes aceptar la nueva realidad.

    Cuando aceptas algo dejas de ofrecer resistencia, por lo tanto, te alejas del sufrimiento, esto te proporciona "calma y claridad", para dejar de pensar en lo que ya no puedes hacer y centrar tu atención en lo que Si puedes hacer con tu nueva situación.

    Deseo que esta herramienta te ayude a ti también.

    Moraleja: "Sé flexible como el junco"


    

.